¿Fracking en Burgos? El millonario proyecto que estudia poner en marcha BNK España

BNK España, la filial española del grupo canadiense BNK Petroleum, ha presentado ante la Administración sus proyectos para los primeros pozos de exploración de hidrocarburos en el norte de Burgos. En una nota de prensa, BNK España dijo que los sondeos exploratorios se situarán en seis municipios de la región.

 

Los proyectos van acompañados de sus correspondientes Estudios de Impacto Ambiental (EIA), obligatorios por ley en España incluso en la fase de exploración. Este requisito, que no es preciso en la mayor parte de los países europeos, supone el mayor grado de protección medioambiental previsto por nuestra legislación.

Según esta empresa y su proyecto, los propietarios de los suelos bajo los que se halle el yacimiento de ‘shale gas’ podrán ingresar entre 2 y 4 millones de euros.

Este importe es fruto de una estimación realizada a partir de la premisa de que el 1% de los ingresos de la producción se destine al propietario del terreno, como contempla el borrador de la ley, que se tramita en el Congreso.

Cada emplazamiento requiere entre dos y tres hectáreas, equivalentes a dos campos de fútbol. Sin embargo, no solo los propietarios del suelo en el que se encuentre el emplazamiento podrán disfrutar del 1% de los ingresos obtenidos, sino también los de todos los terrenos sobre los que se halle el yacimiento.

BNK España destaca los ingresos que obtendrán las administraciones locales, especialmente ayuntamientos, con la eventual explotación de recursos no convencionales. Según sus primeras estimaciones, la inversión por pozo se situará entre 10 y 20 millones de euros, con lo que los ayuntamientos recibirán entre 300.000 euros y 600.000 euros en concepto de impuestos locales y tasas, sobre una base de un 4% del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO).

Las empresas pagarán además un impuesto del 4% sobre la producción «que revertirá con especial intensidad en los ayuntamientos y comunidades autónomas en los que se desarrolle la actividad», al tiempo que cada sondeo en tierra, ya sea de exploración o de producción, incluirá un canon de 125.000 euros, afirma la asociación.

Los recursos de España

Shale Gas España considera además que el país podría albergar recursos prospectivos de gas natural no convencional de 2.062 bcm (2 billones de metros cúbicos) equivalentes a 70 años de consumo.

«La única manera de comprobar este potencial y su alcance es mediante la exploración», afirma en una nota, a propósito de la presentación este miércoles por parte de la empresa BNK España de sus proyectos para los primeros pozos de exploración en Burgos.

Shale Gas España también afirma que la Ley de Evaluación Ambiental aprobada por el Congreso en 2013 «es una de las más garantistas de Europa», ya que obliga a obtener la declaración de Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para los proyectos de fracking.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *